» Balance 2011: Se Recupera la Taquilla

Después del magro bienio 2009-2010 respecto de resultados en la audiencia del mercado nacional, las películas chilenas parecen volver a retomar la senda que traía hasta el 2008, cuando las películas locales llevaron a 940 mil espectadores a las salas. Recordemos que en 2010 el panorama se veía oscuro alcanzando tan sólo 307.551 butacas vendidas.

Este 2011 las producciones nacionales alcanzaron una cifra de 923.768 espectadores.

De acuerdo a los reportes que ya circulan en el medio audiovisual, este fue un año particularmente próspero para el cine chileno si consideramos que esta cifra de espectadores se repartió entre varias películas. El ranking de las películas chilenas más vistas del 2011 (hasta el 1º de enero de 2012) está definitivamente dominada por Violeta se fue a los Cielos, la candidata a los Premios Oscar de este año.

VIOLETA SE FUE A LOS CIELOS: 391.465 (12º en ranking general con 16 semanas de exhibición)

QUÉ PENA TU BODA: 203.266 (26º)

“Violeta se fue a los Cielos” de Andrés Wood alcanzó los 391.465 espectadores,

lo que la sitúa en el puesto 12º en ranking general con 16 semanas de exhibición.

03:34 TERREMOTO EN CHILE: 180.073 (29º)

BABY SHOWER: 71.690 (54º)

EL LIMPIAPISCINAS: 40.799 (78º)

MISTERIOS DE LISBOA: 4.623 (140º)

DIOS ME LIBRE: 4.515 (141º)

NOSTALGIA DE LA LUZ: 4.553 (151º)

LOCAS MUJERES: 2.323 (158º)

10º MUSICA CAMPESINA: 1.657 (163º)

Estas cifras instalan a Violeta se fue a los Cielos de Andrés Wood como la quinta película más vista de la historia del cine hecho en Chile, después de Sexo con Amor  de Boris Quercia  que en 2003, alcanzó los 990.696 espectadores, una marca aún no podida superar. Otro taquillazo de los últimos años fue El Chacotero Sentimental que en 1999,

conquistó a 792.469 chilenos. Machuca del mismo Wood (2004, 656.579) y Subterra de Marcelo Ferrari (2003, 483.905). Qué pena tu Boda es con estas cifras, por su parte, la película más vista de la carrera de Nicolás López, superando a Promedio Rojo (2004, 143.895).

Si bien son cifras que superan las butacas vendidas en los años antecesores, el mercado de multisalas en Chile sólo alcanza el 5,5% del mercado en estrenos de películas de factura nacional.

Ahora, el contexto de estos números tiene que ver, primero, con que el 2011 tuvo 16.807.563 tickets cortados, lo que lo pone como el mejor año para el cine desde 1978 cuando hubo 23.490.014 espectadores… “el último gran año para las salas justo antes de la llegada del televisor a color en Chile, nada menos”, comenta Gonzalo Maza responsable de Analysame.

Por cierto, a diferencia de 1978, las 10 películas internacionales más vistas (hasta la tercera semana de diciembre) fueron principalmente películas de animación digital (5), o aventuras (4). De las 10, siete fueron o secuelas o franquicias, y cortaron (hasta el momento) casi 7 millones de tickets, un 41% del universo cinematográfico local.

HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE PARTE 2: 928.374.
RIO: 890.926.
CARS 2: 792.081.
PIRATAS DEL CARIBE, NAVEGANDO AGUAS MISTERIOSAS: 721.669.
ENREDADOS: 719.284.
KUNG FU PANDA 2: 680.878.
LOS PITUFOS: 661.873.
TRANSFORMERS: EL LADO OSCURO DE LA LUNA: 569.329.
CREPUSCULO: AMANECER PARTE I: 445.849 (aún en cartelera)
10º GIGANTES DE ACERO: 398.724

En esta lógica Gonzalo Maza, director de FIDOCS y destacado crítico de elaboró un cuadro comparativo de las cifras del cine chileno de los últimos 12 años:


“Como se ve, el 2011 (aunque aún se trate de cifras preliminares) retomó los números de tickets cortados que venían dándose en el cine chileno en el 2008, pero el porcentaje no es tan bueno como en esos años. En realidad, por lo menos Chile vuelve al promedio mundial, donde los cines locales captan entre 6% y 7% de los tickets (a excepción, claro, de Francia, Corea del Sur y la India, que de hecho suben el promedio mundial con sus fuertes mercados locales)”, advierte Maza.

“También viendo el recuadro, quizás se pueda obtener una conclusión más pedestre: que el cine local funciona a ciclos de dos años (dos años buenos, dos años malos o medianos). Quizás esto pueda entenderse con la capacidad de la industria local de producir películas que lleven espectadores (por presupuesto, trabajo de marketing y difusión, etc)”, publica.

“En definitiva, si a estas cifras sumamos la participación de películas chilenas en los principales festivales del cine del circuito internacional, todo indica que este año será uno para recordar -y estudiar- en los próximas temporadas”, sentencia.

Esperemos que este espiral cíclico de altos y bajos renueve la confianza del público chileno con el cine hecho en casa y podamos este 2012 alcanzar las cifras por sobre el millón de espectadores del bienio 2003-2004.

Tweet