» La Colorina: La Madre Punk de la Poesía

La Colorina acaba de ser estrenada a público chileno durante el SANFIC4, y no pasó inadvertida. A sus dos funciones agotadas un día antes de la exhibición y el premio a Mejor Dirección en el certamen capitalino, Fernando Guzzoni co director del documental que narra a vida e historia de Stella Díaz Varín nos habla más acerca del proceso del documental, obra realizada de la mano de Werner Giesen.

La Colorina recientemente seleccionada para el prestigioso Festival de Montreal, relata la vida de una de las figuras más singulares de la poesía chilena. Espera por su estreno comercial durante el mes de noviembre y sus autores tiene certeza que se abrirá camino por el circuito internacional por el peso de la propia obra.

La mirada de esta película es refrescante, no sólo en su fondo, si no también en su forma. Valiéndose de imágenes poéticas y gráficas, y fusionando animaciones con el registro intimista de sus últimos años de vida, se presenta su más fiel biografía.

Stella murió el martes 13 de junio de 2006, en pleno rodaje del documental homónimo. Lejos de las expectativas de Guzzoni y Giesen, este trabajo se convierte hoy en un homenaje póstumo a una de las mujeres más interesantes de las letras locales.

Entiendo que las ansias de contar la historia de Stella Díaz Varín, nace de la lectura del poema “La Víbora” de Nicanor Parra que publicó en 1954, de ahí nace una búsqueda por saber quién era ella, la mujer que inspiró esos versos ¿Cuéntanos cómo surge la idea de documentar la vida de Stella, sentiste que era una necesidad contarnos la historia de ella por el abandono, por el pago de Chile?

Honestamente considero que la desidia de los entes culturales o de los gobiernos de turno con respecto a los artistas en general es bastante mezquino y eso sin duda sobrecoge y molesta, pero el encuentro con Stella y la posterior decisión de documentarla responde a una extrañeza por encontrar a una mujer tan transgresora, iconoclasta y rupturista. Y sentir que hay una historia en ella que habla de un Chile, honesto, idealista, comprometido y rabioso. Además para cualquier joven como nosotros ella representa un referente por el desenfado y la radicalidad con la que siente el arte y la existencia.

Entiendo que se transformó en una obsesión que ella les diera el visto bueno para realizar el documental. Ibas cada tres días a visitarla a veces sin cámara para convencerla, terminaron por meterle poemas por debajo de su puerta… ¿Cómo fue el proceso para que ella terminara por llamarles “mis cineastas? ¿Sentían que debían rescatar un personaje elemental para la cultura nuestra?

Stella era en general una persona muy contradictoria y desestructurada y bajo esa lógica era difícil trabajar, pero ella comenzó a empatizar con nuestro esfuerzo y sobre todo con la honestidad en la que se planteaba el trabajo, y de a poco su actitud reacia se fue convirtiendo en un cariño muy profundo. El rescate cultural, me da pudor como término me suena mucho a stablishment, como a Grandes Chilenos, yo prefiero tener la sensación de que lo que genera Stella y esta película es otorgarnos una historia muy valiente, sin concesiones donde vemos marginalidad un personaje outsider mas corajudo y real que miles de exponentes culturales que se venden por una agregaduría cultural o un premio y una beca.

Varias veces se ha dicho en la prensa tuvieron que salir arrancando de la casa de Stella, ya que es conocido su fuerte temperamento. De hecho entendiendo que las entrevistas nunca se hicieron dentro de su casa sino que en la plaza de la Villa Olímpica donde vivía ¿Qué anécdotas rescatas de esas horas de conversaciones que muchas veces fueron animadas por un par de cervezas?

Muchas. Haber, Una muy linda es cuando ella y yo estabamos en una plaza escuchando Charlye Parker yo le pasé mi discman y estuvo muchisimo rato escuchando y me decia que nos iban a llevar presos por locos, otra cuando me pego en un bar en salvdor con Grecia y me dijo que si la tracionaba me iba a matar, una vez que estabamos en el hospital Salvador afuera con ella y se nos acerca un personaje muy freak que se presenta como un pintor admirador de ella y la Stella tenia un humor corrosivo y negro empezo a burlarse del tipo pero muy sutilmente y yo agarre papa y lo agarramos mucho rato pal hueveo, hay muchas pero era entretenido cuando hacia mierda a todos era increíble lo sangriento que eran sus comentarios, era avasalladora y le importaba nada dejar una cagada en publico.

Me imagino que hay mucha tristeza en ustedes, ahora que pueden estrenar su trabajo en Chile sin la presencia de Stella. ¿Ella alcanzó a ver el documental?

No alcanzó a ver nada, nosotros estábamos concentrados en grabarla de manera urgente y todo el proceso de montaje es post mortem, así es que no alcanzo a ver nada. Si da mucha pena que no este pero mucha satisfacción haber conocido a un personaje tan iniciatico en nuestras vidas.

¿Cuánto demoraron en hacer este trabajo? ¿Sienten que este era un trabajo que se le debía a la geografía poética chilena y universal?

3 años en total tomó el proceso. El cual fue financiado en primera instancia por nosotros y posteriormente por el fondo de fomento audiovisual. Yo creo que esta historia le pone justicia a Stella porque es un ser infinitamente admirable su arrojo y fuerza son envidiables, por tanto creo que va más allá del nicho poetico o cultural ella representa un espiritu que no hay que olvidar.

Visualmente “La Colorina” está muy bello, bien tratado, más allá de que sea sucio y frenético a ratos, en él se plasma mucho cariño detrás del trabajo, ¿Les pasó como documentalistas que su personaje terminó por robarles el corazón? Digo porque siempre se habla de la objetividad que se debe tener a la hora de abordar el género…

Eso de la objetividad, me parece que puede ser con un documental de denuncia o de ese estilo, pero aca trabajabamos con un absoluto que era Stella que cae como ladrillo y era difícil no enamorarse de ella y sentir que uno quiere tener algo de su carácter, pero a pesar de aquello no hay en el documental un espiritu proselitista sino más bien un trabajo muy crudo real y con la mayor cantidad de aristas posibles

A través del documental desfilan varios poetas consagrados como Raúl Zurita y otros que marcan a la nueva generación como Héctor Hernández, también algunos amigos de su vida como Alejandro Jodorowsky… ¿Sientes que “La Colorina” bien puede ser considerado como la creación final para rescatar el mito de la primera punk chilena

La Stella es infinitamente Punk, muchos quisieramos tener ese arrojo para enfrentar la vida  creo que el mito de la Punk, se vuelve en una certeza, sobre todo porque sienta las bases de un espiritu muy rebelde y contestatario que en Chile se agradece.

¿Qué esperan alcanzar con “La Colorina” en cuanto a distribución?

Estrenamos en noviembre y queremos llevar mucha gente a la sala el primer encuentro con el público fue muy positivo en Sanfic llenamos sala los dos dias y se agotaron las entradas un dia antes, asi es que creemos que la gente va a responder a la historia, en terminos de distribución la película comienza recien su periplo por festivales, Acabamos de ganar el premio al mejor director en Sanfic más un premio de Cinecolor y quedamos en el festival de Cine del mundo en Montreal así es que creo que la película se irá abriendo caminos de buena forma.

Sinopsis

Dicen que ven su sombra en noches oscuras, que la escucharon en calles desoladas, que la vieron beber en bares inmundos, que sintieron sus puños en cientos de peleas, que lucharon juntos contra la represión. Dicen que es más punk que los punks, que la oyeron hacer pactos secretos, que la aplaudieron al oírla recitar, que es una leyenda, que es una madre, una abuela, una poeta y que la llaman “la colorina”.

Esta película es el rescate de una poeta perdida en su propio mito. Es un viaje hacia un pasado lleno de historias, publicaciones y excesos; para llegar a un presente al borde del anonimato y hacia un futuro incierto.

El documental “La Colorina” se presenta como una biografía poética, donde se narra la historia de la poetisa Stella Díaz Varín (1926 –2006). Una artista antisistémica, idealista, iconoclasta, musa de poetas de su generación y guía para nuevas generaciones de poetas. La marginalidad, la vida en poesía, la pobreza, la bohemia, la amistad entrañable junto a sus compañeros de generación son algunos tópicos que han marcado su historia y que se relatarán en este trabajo.

Un recorrido por su hermosa y olvidada obra, por su peculiar existencia, por su legado imborrable, aporte a la vanguardia y a la ruptura cultural de Chile. Este documental narra la historia de una mujer–poeta, excéntrica, llenas de anécdotas mágicas, de poetas de la calle, de artistas connotados, transgresores, heterodoxos, incorregibles; que contienen un peso visual que no pasa inadvertido.

 

Tweet